LOCALES CON ENCANTO, NEW IN BILBO

Le Jardin Gourmand

Le Jardin Gourmand

Le Jardin Gourmand

¿Qué se esconde detrás de las cortinas de Le Jardín Gourmand? Asómate.

 

Han robado un trocito de París y lo han escondido en Bilbao. ¿Quién ha sido? El culpable es David y ese pequeño rincón parisino se llama Le Jardin Gourmand.

 

Está escondido, pero a la vista de todos, en la calle Cosme Echevarrieta. Si pasas por delante de Le Jardin Gourmand verás un carro con flores y una tienda gourmet. ¿Una más?

 

No. Oculto tras el cortinón del fondo, hay un delicado salón de té. Crúzalo. Darás un salto en el espacio y en el tiempo. Las maderas nobles del mobiliario, la porcelana fina de tazas y teteras, la cubertería y el servicio … Ya no estás en el Ensanche de Bilbao. Estás en algún famoso café de París.

 

Le Jardin Gourmand

Le Jardin Gourmand

 

Además de café y té, en su media docena de mesas puedes probar las especialidades de la tienda: foie, charcutería normanda, confituras, una increíble selección de quesos franceses, repostería que llega de París dos veces por semana… Y, claro, vino y champagne.

 

Incluso el pan es el mismo de las boulangeries parisinas. Lo hornean en la propia tienda, a diario, pero la masa viene desde la orilla del Sena.

 

Tienes que ver cómo se sirve el té en Le Jardín Gourmand.  Sobre una bandeja de plata, unas tazas y una tetera de porcelana decorada harán que te gires por si acaso es María Antonieta la que ocupa la mesa de al lado.

 

Le Jardín Gourmand Bilbao

Le Jardin Gourmand Bilbao

 

Es el trato que dispensan a todo el que entra en casa de esta familia francesa de abuelos vizcaínos. La suegra de David es de Bilbao. Por eso ha sido el botxo la ciudad elegida para abrir esta sucursal parisienne.

 

Nosotros tomamos dos cafés con leche y una tostada de salmón ahumado, otra de sus especialidades.

 

La verdad es que teníamos los ojos como platos. Logran que te olvides de dónde estás y del tiempo.

 

El azucarero de plata, el tarro con miel en el que la cucharilla está coronada por una torre Eiffel… La leche llega a parte en una jarrita de porcelana y, por supuesto, las servilletas son de tela blanca con bordados. Está claro que en este salón no hay sitio para servilleteros de bar.

 

Le Jardin Gourmand Bilbao

Le Jardin Gourmand Bilbao

 

A cada sorbo vas descubriendo algo. Un adorno en la alacena, la decoración de la silla del falso patio de luz, la colección de fotografías en las paredes…. Ahí está la famosa ‘Man with rabbit by Eiffel Tower 1941’. La instantánea de Robert Doisneau es un pedacito del alma intemporal de la ciudad de la luz. Y te transporta allá sin remedio.

 

La música, francesa, por supuesto. Y el reloj deja de tener sentido. A Le Jardin Gourmand no se entra para tomar un café rapidito y seguir el camino.

 

Carta de té y comidas ligeras

 

Si te gusta el té, siéntate y disfruta: pakistaní, negro, azul, blanco, té verde con cava y fresas, o rojo con nueces y caramelo. Te costará elegir.

 

Y si quieres picar algo, te lo estarás imaginando: quiche Lorraine, croque Monsieur, cammenbert caliente con miel… Y, claro, las especialidades que venden en la tienda.

 

Nosotros, después del café y el salmón, pasamos por el mostrador y nos llevamos la cena en una bolsita de papel.

 

Le jardin Gourmand Bilbao

le-jardin-gourmand-Bilbao-15

 

David nos ganó en la tienda. Él disfruta enseñando el género y explicando cada uno de los detalles por los que su colmado es un lugar único. Cualquier queso o embutido que te llame la atención te lo dará a probar antes de servirlo.

 

“Los quesos están todos elaborados con leche cruda“, explica en una mezcla de francés y castellano. Más francés que castellano. Le va cogiendo el truco a nuestro idioma, pero aún le cuesta.

 

“Trabajamos con un distribuidor de Lyon que recorre Francia buscando los mejores quesos y cada martes nos hace un envío. Los jueves recibimos piezas nuevas absolutamente frescas. Así conseguimos rotar la oferta y que todo sea nuevo”.

 

Le jardin Gourmand Bilbao

Le jardin Gourmand Bilbao

 

Después de charlar largo y tendido nos marchamos con media docena de quesos y dos embutidos normandos de ‘chapeau’: un lomo ahumado y un salchichón con pimienta.

 

Entre los quesos, algunos clásicos como el Morbier y el Roquefort y cosas menos habituales como una torta de Saint Felicien y una delicia: un Tomme del departamento de Berry, al que dan diferentes acabados: a la albahaca (por eso es verde) con tomate y olivas o a la trufa. Déjate sorprender.

 

Queda pendiente una segunda visita a este pedacito de Francia. Quiero volver a sentarme en esa trastienda porque estoy segura de que pasé por alto muchos detalles. Y esa vez, que sea David quien elija lo que sale a la mesa.  

¿Quieres más planes sabrosos en tu bandeja de entrada?

APÚNTATE A LA LISTA

 

Más LOCALES CON ENCANTO NEW IN BILBO

6 comentarios

  • Respuesta
    Amakuyi
    7 marzo, 2017 at 09:51

    Qué pintón más bueno!!!
    Muchos de los sitios chulos que nos presentas todavía no los conozco pero es un gustazo las visitas que nos haces y que nos trasladan por unos minutos y aunque sea con la pantalla del ordenador de por medio a estos locales que se están abriendo en el Botxo y transformando la ciudad. Eskerrik asko. Buen martes!!!

  • Respuesta
    Ainhoa
    7 marzo, 2017 at 10:36

    La verdad es que no he llegado a entrar, pero paso una vez a la semana por delante y es precioso, siempre me he planteado que es una pena que no esté en una calle más céntrica o de más paso. La decoración es preciosa y la verdad es que es atrayanete. Lo malo es que siempre paso con prisa y sin tiempo para entrar a tomarme algo.
    Algún día tengo que ir expresamente a sentarme un rato. Decidido!!

  • Respuesta
    Nerea
    7 marzo, 2017 at 16:59

    ¡Qué maravilla! Soy de las que sólo con pasar Biriatou ya se emociona y empieza a experimentar una emoción que me hace pensar si en otra vida no debí de ser francesa. Si no, me lo pido para la siguiente. Así que mañana mismo creo que me voy a conocer este sitio tan chulo. Por cierto ¡qué pasada de fotos!

  • Respuesta
    Ascen
    8 marzo, 2017 at 10:07

    Yo soy una de las privilegiadas personas que conoce Le Jardin Gourmand desde sus inicios. He probado sus artesanos productos y son de una delicadeza suprema. Tanto Egna como David han conseguido crear el ambiente de paz y dulzura que tanto se necesita en esta vida de prisas y urgencias que la mayoría llevamos. Lo siento pareja, pero pienso ser, junto a mi amiga Esti, una de las chicas que irá envejeciendo en ese maravilloso salón de té, quesos, dulces y sobre todo, vino y champagne (¡que no falte!) que habéis creado con tanta dedicación y cariño.

  • Respuesta
    Aitor
    15 marzo, 2017 at 20:20

    Rincón con encanto. Como no hay muchos en Bilbao. Gracias a su buen hacer y a la exclusividad de los productos franceses hace q nuestras reuniones de los viernes con Ascen y Esti sean una cita ineludible .

  • Respuesta
    ESTIBALIZ
    15 marzo, 2017 at 20:27

    Qué sensación cuando entró al maravilloso le jardín Gourmand con mis tacones de 12 centímetros pisando con la seguridad de encontrarme en un ambiente amigo. A partir de ahí, Aitor, Ascen y Egna son el complemento ideal para disfrutar de la gastronomía francesa. Sin olvidar los maravillosos vinos y champagne.

  • Deja tu comentario