NEW IN BILBO

El laterío, una taberna portuguesa en Marzana

el-laterio-bilbao-7

El laterío Bilbao

Sardinas, bacalhao, vinho verde… El laterío es un pedacito de mar portugués en Bilbao la Vieja

 

¿Podíamos añadir un ingrediente más a la zona de Marzana? Sí. Una taberna portuguesa especializada en conservas. Y se llama El Laterío.

 

Laterío: una palabra mexicana que define un conjunto de latas de conserva. Me encanta cuando una sola palabra expresa todo lo que hay que decir. Deformación profesional. Pero volvamos a lo nuestro.

 

El Laterio, el nuevo bar del corazón de Bilbao la Vieja, es precisamente eso: una taberna especializada en conservas de pescado.

 

Levantó la persiana, hace menos de dos semanas, en la calle Aretxaga: el epicentro gastronómico del barrio. Y no es lo que parece por fuera.

 

El laterío

El laterío

 

Desde la puerta, verás un bar pequeñito con vitrinas de madera ajada llenas de conservas. Pero si pasas hasta el fondo, te sentirás en el puertito de algún pueblo sin nombre de la costa portuguesa.

 

Pero con la baldosa de Bilbao bajo tus pies. Eso sí.

 

Sólo hay dos mesas en la trastienda y la escasa luz de un neón, dos faroles y algunas velas. Un rinconcito peculiar en el que sentarse a picar algo.

 

Es fácil imaginar en la mesa de al lado a un viejo pescador rumiando su mala suerte, con una colilla entre los labios, mientras suena un fado. Y haría bien El laterío en optar por música lusa en vez del techno británico que sonó mientras comíamos.

 

El laterío Bilbao

 

En la barra hay más jaleo de gente reclamando su marianito preparado, pero la trastienda es un espacio coqueto e intencionadamente descuidado, con paredes de ladrillo desnudo.

 

Y, sobre todo, una carta de picoteo en conserva muy curiosa. Puedes improvisar una comida ligera si te apetece.

 

Se pide en la barra y cada uno lleva su comida a la mesa. A mí no me molesta en absoluto, pero lo comento porque el tema trajo cola con la apertura del Happy River, a pocos metros de El laterío, por cierto.

 

Nosotros elegimos un poco de todo para picar y, viendo la comanda, no tardaron en recomendarnos un vinho verde para acompañar. Un acierto.

 

El laterío Bilbao

 

Las conservas me sorprendieron. Sobre todo, las ahumadas.

 

Nosotros empezamos con un salmón en aceite de oliva. Mucho más fino de lo que me imaginaba. Eso sí, hay que tener el pan siempre cerca.

 

Continuamos con paté de atún y pulpo ahumado. Este último es un bocado potente.

 

Y terminamos con sardinas ahumadas. Para quitarse el sombrero. No las probé muy convencida y me parecieron riquísimas.

 

El laterío

 

Las raciones son ideales para compartir. Entre cuatro, podéis probar un poco de todo y haceros una idea de cómo es toda la carta.

 

Además del producto portugués, hay anchoillas de Santoña y zamburiñas gallegas, pero eso lo comemos más a menudo.

 

Nosotros dejamos pendiente para la próxima el bacalhao a la portuguesa. Siempre hay que dejar algo sin probar para tener excusas para volver.

 

Si te quedas con ganas de postre, estás en buen sitio: cruza la calle. Enfrente está el Bihotz.

 

¿Qué te parece esta nueva propuesta en Bilbao la Vieja?

  

¿Quieres más planes sabrosos en tu bandeja de entrada?

APÚNTATE A LA LISTA

 

Más NEW IN BILBO

1 comentario

  • Respuesta
    Amaia
    28 febrero, 2017 at 09:47

    Madre mía, no me va a dar la vida para probar tantos sitios nuevos!
    Gracias y más gracias por este blog, por descubrirnos tantos rinconcitos de Bilbao. Lo único que quizá echo de menos en tus posts, así por poner “un pero”, es alguna referencia a los precios, pero por lo demás, tanto por las increibles fotos (por instagram ya te sigo) como por la descripción de los locales, para mi es un blog de visita obligada. Gracias

  • Deja tu comentario